Por culpa de un lamentable error de encuadernación en el que nadie reparó a tiempo, miles de lectores pasaron la página y contemplaron, horrorizados, cómo la Bella Durmiente se convertía en rana justo después del apasionado beso del Príncipe Azul.

3 Responses to “Confusión”

  1. Oyros Says:

    Si es que hay que revisarlo todo, incluso las revisiones.

  2. mega Says:

    A lo mejor, lo que les salió rana fue el amor…

    ;-)

  3. Antonio Says:

    Siempre pensé que realmente había sido así y que lo que llegó a nuestros días era un complot antibatracios…

    Antonio