Marcan el décimo piso. Se desajusta la corbata. Se besan. Un vecino calvo entra en el quinto. Se ajusta la corbata. Esperan a que salga, disimulan.

Marcan el bajo. Se desajusta la corbata. La acaricia por debajo de la blusa. Se detienen en el tercero a recoger a una señora gorda. Se ajusta la corbata. Carraspean, hablan del tiempo.

Vuelven a subir al décimo. Definitivamente, se quita la corbata. Se buscan, se abrazan, se muerden, se derraman. Esta vez no entra nadie. Se separan sudorosos, se despiden.

La corbata se la queda ella, de recuerdo. En el fondo siempre ha sido una sentimental.

16 Responses to “Ascensor”

  1. power rules Says:

    Por lo menos la corbata sería bonita, no?
    Si es que en el fondo…

  2. Teysis Says:

    he estado leyendo algunas (bastantes) entradas y… todo lo escribes tu? pq me ha encantado la verdad, me gustan las historias en las que, con poco, se dice suficiente, yo escribo asi tambien, pero me gustan mas estas, que me gustaria saber escribir asi pero a mi se me ha dado siempre mejor buscar la lagrima facil… x_DDD

    no se como he llegado aqui pero me alegro :P

    un saludo!

  3. Oyros Says:

    ¿Quién dice que sólo hay tensión en el ascensor?

  4. la chica de Potedaia Says:

    Un romance en sólo cuatro párrafos… qué arte ;)

  5. Idgie W. McGregor Says:

    Bueno, no sé yo si «romance» es la palabra… :)

    Ups.

  6. frantic Says:

    Si, al menos, mereció la pena guardar la corbata….

    Hay polvos que no merecen ni eso.

  7. Lola Says:

    Ahora me pego una sobrada del tipo:

    «¿Y a quién no le ha pasado eso…?»

    Ejem… :P

  8. eteocles Says:

    Ey, que no estoy tan calvo!!

    XD

    Muy bueno. Un saludote… se te lee vía feed, que lo sepas…

  9. larrey Says:

    He llegado por casualidad, pero creo que me voy a quedar, este cuento me ha parecido muy bien llevado. Os invito al trastero, allí los micros también son una tradición…
    http://eltrasterodelaimaginacion.blogspot.com/

  10. larrey Says:

    Ah, por cierto, promocionaré tu blog, los martes tengo una sección para ello.

  11. Oyros Says:

    ¿Por qué no iba a haber romance? Intenso, físico y breve. Y ya se sabe, lo bueno, si breve, da tiempo de repetir.

  12. Idgie W. McGregor Says:

    Chapó, Oyros. Me refiero a lo de repetir. :P

    (Y gracias a todos por vuestros comentarios, que hace tiempo que no las doy.)

  13. GFrancisco Says:

    ¿Y el vértigo añadido? ¿Y la montaña rusa emocional? ¿Y las subidas y bajadas del… ánimo? Una magnífica combinación de pasión e ingeniería motora. Con un escenario único, no exterior, con pocos personajes secundarios que entran y salen de las vidas de los protagonistas sin dejar huella, sin mirar atrás. Con un final explosivo, de puertas abiertas si no se va la luz… Una historia que no dejará impasible a nadie que entre inmediatamente después.
    No dejen de verla. Ni de intentarlo.

  14. larrey Says:

    promesa cumplida en el trastero…

  15. mega Says:

    Muy bueno el recurso indirecto de tener que ajustarse-desajustarse la corbata…

    Un saludo,

  16. Cigarra Says:

    Me temo que lo mas cerca que he estado de vivir una situación así es en el papel de señora gorda que se sube en el tercero ¡snif!