El niño sospecha que su hermano mayor lo engaña, y que todas las historias que le cuenta se las inventa él mismo. A escondidas, abre el libro y busca entres sus páginas con paciencia, una a una. No tiene muy claro lo que va a encontrar, pero cree que debe andar por ahí. Pasado un rato, y un poco más nervioso, cierra el libro, le da vueltas, lo sacude. Finalmente, arranca las páginas con furia. Ahí no hay nada de nada, así que ya no le queda la menor duda. Esa misma noche le dirá que ha descubierto su secreto, y que no se moleste más.

4 Responses to “Leer”

  1. Oyros Says:

    Me da pena el niño, a punto de destruir la tela de sueños que cada noche se esfuerzan en tejerle sólo para él.

    Me da pena porque a diario veo niños y adultos que, por no ser «infantiles», reniegan de imaginar y se aferran a la realidad, «a la piel del conejo, donde nunca podrán ver la cara del mago».

  2. la maga Says:

    Excelente.

  3. Javier Says:

    El primer encuentro con el desengaño tan temprano!!!! Pobrecito el niño!!! Me encanta.

  4. ana Says:

    hola!qué maravilla de relatos!!me encantan ! Felicidades