Laura llega del colegio y sube corriendo a jugar con su casa de muñecas. Pero algo no anda bien, está todo patas arriba. Muebles desordenados, sillas volcadas, papeles desperdigados. Jarrones, marcos de fotos, ceniceros hechos añicos en el suelo. A la cocina no se atreve a asomarse si quiera. Mira en el armario de la entrada. Lo que se temía: falta la maleta grande de ruedas. Tampoco logra encontrar el ordenador portátil, la colección de vinilos y el cepillo de dientes rojo.

En el dormitorio principal, una muñeca rubia hace lo que puede para ahogar su llanto bajo la almohada. Laura decide que es mejor no molestarla y se marcha de puntillas, procurando no hacer ruido.

Ya le preguntará mañana.

14 Responses to “Ruptura”

  1. mega Says:

    Los juegos de los niños como reflejo vertiginoso de la vida real de sus mayores. Muy afortunado.

    Saludos cordiales,

  2. frantic Says:

    Muy bueno, como siempre.

  3. LaBounty Says:

    Qué grande eres!!!

  4. maria coca Says:

    Me alegra leer tus cuentos de nuevo. Muy buenos y con mucha originalidad.

    Besos, paisana!

  5. la chica de Potedaia Says:

    Este sí que es bueno :D

  6. arqui Says:

    Laura es una diosa y juega con sus criaturas. Como el de barba y toga blanca.
    Pero más simpática.
    Delicioso micro. Mis felicitaciones.

  7. GFrancisco Says:

    Tan bueno como demoledor. Rompe el corazón ver cada letra del cuento en imágenes.
    Muy bueno.

  8. Oyros Says:

    Tras situaciones como esta es difícil saber si esa persona o muñeca necesita soledad o compañía.

  9. patro Says:

    Hola, te devuelvo la visita con un poco de retraso. Me encantan las casas de muñecas con vida propia, y no he leído a ese autor que me decías. Puedes recomendarme algo? Un abrazo, Patro.

  10. gatina Says:

    He venido con la sonrisa puesta y me voy con el corazón roto. Eres genial. Me ha encantado. (Ya me voy, a sonreir de nuevo…)

  11. el viajero solitario Says:

    Vaya, todo un descubrimiento estos magníficos microcuentos. Un placer haberte encontrado.
    Saludos.

  12. Luisa M. Says:

    Hola:
    Me encantan tus historias. Ésta me parece que afronta un tema muy real y bastante duro. Me gustaría proponerte otro posible final para tu cuento:

    «En el dormitorio principal, una muñeca rubia hace lo que puede para ahogar su llanto bajo la almohada. Laura se acerca lentamente a ella, procurando no hacer ruido, le acaricia el pelo y le coge la mano, trata de consolarla y le pregunta qué ha ocurrido. Está dispuesta a escucharla y conocer los hechos hoy, ahora mismo.»

    Sigue escribiendo estos cuentos mínimos, que últimamente parece que tienes un poquito abandonados, no? Lo digo porque no has escrito ninguno en octubre.
    Besos.

  13. Tresmasqueperros Says:

    Pues sí, me uno a los comentarios de la gente. es toda una sorpresa y una gran alegría el leer estos micricuentos. Recuriré a ellos en más de una de tantas tontas tardes.

  14. Jesús Says:

    Acabo de leer tus relatos y creo que son geniales. Para mi gusto, tus micros son los mejores que hay en blogs en este momento. Tienes poquitos, porque se nota que te esmeras en la selección de las ideas. Yo también estoy haciendo mis pinitos en esto de los hiperbreves.

    No lo dejes, porque tienes talento para ello y podrías escribir un libro!