Me abandoné en la gasolinera, cuando andaba distraído comprando un helado. Al principio creí que se trataba de una broma, pero lo cierto es que no tengo la más mínima intención de volver a por mí. Me pregunto cómo reaccionaré cuando lo comprenda, y mientras tanto sigo aquí, sentado, disfrutando del sol y de mi helado.

2 Responses to “Solo”

  1. Cristina Says:

    Sencillamente cojonudo!

  2. Idgie W. McGregor Says:

    Viniendo de usted el halago vale el doble. ;)

    Gracias, y encantada de verla por aquí.

    (Que nadie se tome esto como menosprecio a la opinión de los demás: esta señorita me ganó -limpia y merecidamente- en el último concursillo literario del que fui finalista.)